¿Cuál es el mejor centro de planchado?

0

Te gusta planchar? Apuesto a que la respuesta es NO! Y es que planchar no es una tarea agradable. Es aburrido y a veces complicado, depende de la prenda, de las mangas, del tejido…

Si quieres que sea menos pesado y complicado quizás debes dejar de lado tu plancha habitual y comprar un centro de planchado. El centro de planchado te ofrece una serie de ventajas si eres de las personas que acumula mucha ropa y plancha de una vez.

Hay una serie de factores que hay que tener en cuenta a la hora de adquirir un centro de planchado y que éste sea el mejor, por ejemplo:

Potencia

Es quizás en lo primero que tienes que fijarte. A mayor potencia más rápido se calentará en el momento que lo enchufes. Hoy en día todos los centros son de rápida salida de vapor pero como todo tienes que fijarte en la potencia. Evidentemente a mayor potencia mayor será su precio.

Depósito de agua

El tamaño del depósito también es muy importante. Y es que no hay nada que de más rabia que estar rellenando continuamente de agua el depósito de tu centro de planchada.

Sus tamaños suelen ser de un litro o litro y medio, con esa cantidad tienes más que suficiente para planchar toda una colada de ropa.

Bares de presión

Muy importante, si no lo más, (por lo menos para mí) la potencia del vapor. Contra más bares más presión tendrá y contra más presión de vapor mejor podrás planchar.

Con una presión alta podrás planchar cualquier tipo de arruga además de permitirte planchar en posición vertical, muy recomendable para prendas delicadas como vestidos, blusas vaporosas o las cortinas de la casa.

Cantidad de vapor

Contra más vapor tenga el centro de planchado mejor. Ni una arruga se te va a resistir. Mira los gr de vapor cuando estés mirando centros de planchado, entre 90 y 120 gr por minutos tienes suficiente. Además casi todos cuentan con el botón de golpe de calor, para dar un extra de vapor en el momento que lo necesites.

Qué nos puede ofrecer un centro de planchado

Te va a ofrecer más minutos de planchado sin tener que ir rellenando el deposito continuamente. Esto se debe a que el depósito de agua es grande, ofreciéndote la oportunidad de planchar una gran cantidad de ropa.

El inconveniente es que planchar durante mucho tiempo cansa, no pasa nada, la plancha de un centro de planchado es muy más ligera, ya que cuanta con el depósito de agua aparte.

Además, el centro de planchado es perfecto para prendas que resisten a las altas temperaturas, ya que el vapor hará mucho más fácil la acción. Si son prendas que no las aguantan, no pasa nada. Basta con poner una suela adicional, pero cuidado al ponerla o quitarla, ¡no te quemes!

Te va a ofrecer también la comodidad de planchar con una plancha ligera, debido a que su deposito no lo lleva incorporado, además de superar con creces la potencia del vapor de las planchas convencionales.

4 ventajas respecto a una plancha

Si estás pensando en comprar un centro de planchado pero todavía no te decides, aquí tienes las ventajas de comprar uno:

  1. Vas a tener un depósito de agua más grande.
  2. La presión de vapor es mucho más alta que una plancha convencional.
  3. La cantidad de vapor es más elevada siendo aproximadamente entre lo 130-150 gr minuto.
  4. El peso de la plancha es mucho menor que una convencional ya que está pensando para planchar más cantidad de ropa.

Hay un elemento importante a tener en cuenta a la hora de planchar. Influye el tipo de suela que tenga mi plancha? Pues claro que si, tienes de varios materiales y, evidentemente, de varios precios.

Aquí tienes los más habituales:

  • Aluminio: Perfecto conductor del calor, pero es más difícil de limpiar y tiene menos capacidad de deslizamiento. Es menos duradero que otro tipo de material.
  • Acero inoxidable: Son resistentes y presentan una buena resistencia a los arañazos. También tienen un desplazamiento aceptable. Es el material más utilizado en todas las planchas.
  • Compuesto cerámico: Las suelas de compuesto cerámico presentan una muy buena capacidad de desplazamiento, una gran distribución de calor, son fáciles de limpiar y son muy resistentes. Son más caras.
  • Paladio: Las suelas de paladio tienen las mismas características que las de compuesto cerámico, la ventaja, se va limpiando con el propio vapor de la plancha. Es el material más caro.

Para mantener tu centro de planchado en plena forma, evita el uso de agua dura, ya que la cal estropea las superficies, válvulas y calderas. Aunque se puede limpiar, es preferible el uso de agua destilada, y proporcionar al centro de planchado el mejor mantenimiento posible desde el principio.

 

 

Pues sí, creo que necesitamos cuidarnos, dedicarnos tiempo y reservarnos unos minutos cada día para nosotras, porque tú lo vales.

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies