Cafés de calidad

0

Tomar café es un placer que además te da energía y una sensación de bienestar, pero también le aporta valiosos beneficios a tu salud. Si el café lo tomas en su justa medida no tiene que ser un ingrediente negativo. Lo recomendable es que no pases de las 4 tazas al día, aunque dependerá también de cómo metaboliza cada persona la cafeína.

Debes saber que no solo sirve para despejarte por las mañanas, sino que aporta múltiples beneficios, como por ejemplo, mejora aspectos como la memoria, el ánimo, la energía o los tiempos de reacción. Es un quema grasas natural, ya que activa el metabolismo.

Pero no creas que para conseguir un buen café solo necesitas comprarlo y echarle agua, hay que seguir una serie de recomendaciones para poder disfrutar del mejor café.

El elemento principal para conseguir el mejor espresso es el café, por eso lo mejor es comprar un buen grano, un tostado liguero y molerlo antes de su preparación. Si no tienes maquina adecuada compra cápsulas de calidad, sin duda notarás la diferencia.

El agua es muy importante ya que el 98% de una taza de café es eso, agua. Por lo tanto recomiendo utilizar un agua de calidad, mejor embotellada. Es muy importante si lo haces en cafetera tradicional que esté en contacto con el café molido el tiempo adecuado durante su elaboración.

La temperatura a la que está el agua influye mucho en la mezcla. La temperatura ideal debe ser entre 90 y 95 grados. Cuando el agua está demasiado caliente el café se vuelve ácido.

Las mejores cafeteras

A la hora de elegir una buena cafetera, hay muchas cuestiones que debes tener en cuenta. Debes de pensar en la estética, en el diseño, que funcione correctamente, que sea fácil de manejar y sobre todo que elabore un café sabroso y a tu gusto. También si quieres invertir mucho o poco y eso irá en función de la cantidad de café que vayas a tomar o que vayas de preparar. Según todas estas cuestiones que he comentado tendrías que saber también el tipo de cafeteras que vas a encontrar en el mercado, por ejemplo estas:

  • Cafetera italiana: Las de toda la vida, seguro que recuerdas a tus padres siempre preparando café en una de estas. Está compuesta por dos cuerpos con forma de tronco de pirámide octogonal. En el cuerpo inferior se vierte el agua y se coloca un pequeño cacillo con forma de embudo, donde se pone el café molido. Al calentar la cafetera y el agua, ésta asciende a la parte superior, infusionando el café.
  • Cafetera por goteo: Hace unos años aparecieron este tipo de cafeteras, las típicas donde el agua estaba en un depósito y pasaba por un filtro de papel y el café acababa cayendo en el recipiente de cristal. Hoy en día se siguen encontrando en las tiendas.
  • Cafeteras expreso: son las que se encuentran en los bares aunque en casa también la puedes tener, el inconveniente es que tienen el precio más elevado. El agua a tanta temperatura y presión extrae rápidamente todo el sabor al café y se obtiene una bebida corta, cremosa, intensa y con mucho cuerpo.
  • Cafeteras monodosis: Las más empleadas por todos, las más prácticas, rápidas y a la vez económicas. No es más que conseguir la presión suficiente del agua para que el café salga a través de su cápsula.

Un café ideal para cada mañana

Y no te creas que solo puedes tomar un tipo de café todos los días. Si te gusta el café en todas las versiones aquí tienes diferentes tipos de combinaciones para tomar tu café cada día:

  • Café solo: para los amantes del auténtico sabor del café, sin enmascararlo con nada. Recién salido de la cafetera, tómalo solo o con azúcar.
  • Café con hielo: un toque refrescante para los que quieren seguir disfrutante del café solo pero no les gusta tomarlo caliente en verano.
  • Café cortado: uno de los más populares en nuestro país. Se sirve con un toque de leche y en taza pequeña.
  • Café con leche: Doble de tamaño del anterior y por lo tanto doble de leche, a gusto del consumidor.
  • Café bombón: café solo y un buen chorro de leche condesado, para los más golosos.
  • Café americano: consiste en añadir agua caliente al café espresso. Café más aguado, más suave y con menos cafeína.
  • Capuccino: bebida nacida en Italia, preparada con café expreso y leche montada con vapor para crear la espuma, espolvoreada con chocolate por encima.

 

 

 

Pues sí, creo que necesitamos cuidarnos, dedicarnos tiempo y reservarnos unos minutos cada día para nosotras, porque tú lo vales.

Envía un comentario

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies